lunes, 29 de marzo de 2010

EL NACIMIENTO DE LOS DEFENSORES



Este es el tomo 8 de Selecciones Marvel, y dentro están los números 183 de Doctor Strange, el 22 de Sub-Mariner, el 126 de incredible Hulk y el 1 de Marvel Feature. El guión de los 4 números es de Roy “mundo fantástico” Thomas, y el dibujo corre a cargo de distintos dibujantes, destacando sobre todo a Gene Colan que dibuja el comic del Doctor Strange. Marie Severin se ocupa del comic del Hombre Submarino, con un dibujo más bien pasable. Y si nos vamos al de Hulk, tenemos a un Herb Trimpe que nunca me ha gustado, por lo que no haré ningún comentario más sobre él. Para el Marvel Feature, tenemos a Don Heck, dibujando la historia del retorno del Maestro de las Artes Místicas, muy correcto él, y a Ross Andru para el primer momento en el que unen sus fuerzas los miembros fundadores de los Defensores. Este es un dibujo que a mi tampoco me alegra la vista, la verdad. En total son 89 páginas que resultan ser muy entretenidas.

“Vivimos en una plácida isla de ignorancia. En medio de un negro océano de infinitud. Y no conviene que nos aventuremos muy lejos”.
Así comienza la historia del presente volumen, con un extracto de H. P. Lovecraft. Y es que el señor Thomas era muy dado a esta clase de historias (guionizó un montón de historias de Conan en su mundo de espada y brujería).
El número 183 del Doctor Strange es el último de su serie, y no termina precisamente bien, como ocurre con los relatos del autor Lovecraft en sus libros. La amenaza es casi invisible, y se trata del Sin Nombre, cuyos seguidores tienen un nombre que solo se escucha en susurros: Los Que No Mueren. Ellos intentan apoderarse de una figura que permitiría la entrada a nuestro plano de tan demoníaca entidad. Un hombre sabe el lugar donde se encuentra, Kenneth Ward, un amigo del Doctor Extraño. Hasta la mansión de Ward viaja Extraño, a petición de su amigo, y allí se tiene que enfrentar a Los Que No Mueren. Los derrota, pero no logra impedir que su amigo muera, sin tener la oportunidad de encontrar el ídolo maldito.

Tres meses después, en el número 22 de Sub-Mariner, el Doctor Extraño reclama la ayuda del monarca de Atlantis, el Hombre Submarino, para que le ayude a encontrar el ídolo. Namor viaja hasta la mansión de Kenneth Ward, y allí se encuentra con la que parece ser la hija del señor Ward. Siguiendo pistas que le va proporcionando con cautela un Doctor Extraño que no se deja ver, descubre donde esta el ídolo, y cuando lo desentierra es atacado por otros dos miembros de Los Que No Mueren, que son la supuesta hija y el gato de esta. Aparece Extraño y entre los dos impiden que entre el Sin Nombre, un ente demoníaco bicéfalo. Pero el precio es alto, y el señor de la magia queda atrapado en la dimensión del demonio, para impedir su acceso.
Dos meses después, en el numero 126 de incredible Hulk, el coloso verde en su apariencia humana es secuestrado por seguidores humanos de una secta que rinde culto a Los Que No Mueren. Como el Sin Nombre no puede entrar en nuestra dimensión por culpa del Doctor Extraño, tienen que intentarlo por otra dimensión. Y su guardián es un ser de increíble poder llamado el Acechante Nocturno. Y hasta allí envían a Hulk, el cual, pese a no querer intervenir, tiene que hacerlo puesto que han enviado a una mujer como cebo. Si no interviene, ella morirá a manos del monarca de esa dimensión oscura. La lucha es tremenda y llegan hasta el reino del Sin Nombre, donde el Doctor Extraño es liberado y la mujer que servía como cebo se queda en su lugar. Al final del capitulo Stephen Strange rechaza sus poderes místicos pues cree que la amenaza del Sin Nombre ha terminado.
Como se puede apreciar, cada vez que parece que derrotan a los demonios, algo malo ocurre. En el primer número muere Kenneth Ward, el que encuentra el ídolo. En el segundo el propio Doctor Extraño queda atrapado en la dimensión del Sin Nombre para que estos no entren en la nuestra, y en el tercero, es la bella mujer la que se queda atrapada en la cárcel mística para que no entren en nuestro plano de existencia, amén de que Extraño no vuelva a ser mago.
El aire místico de estos tres números logran la atención del lector, el cual espera con impaciencia qué ocurrirá después.
Ya para terminar, en el número 1 de Marvel Feature, un año y 8 meses después, vemos en una pequeña historia como vuelve a vestirse el manto del Señor de las Artes Místicas, cuando al volver a su antiguo hogar, ve que han usurpado su identidad. Y ni siquiera Wong, su fiel sirviente, se ha percatado de tamaña insolencia. Resulta que se trata de otro poderoso mago rival, el Barón Mordo, pero con la ayuda del Anciano (que es el que le inicia en la artes arcanas cuando él se creía perdido), logra derrotarlo y de nuevo ser el auténtico mago supremo. En la segunda historia el enemigo a batir es Yandroth, un enemigo que ya combatió en el pasado con Extraño, y que a la hora de su muerte pretende hacer detonar una enorme y poderosísima bomba que acabara con el mundo (y mira que daban juego estos chismes de “acabo con todo”). Como ya había colaborado antes con el Hombre Submarino y con Hulk, es a ellos a quien recurre para detener la bomba. También intenta contactar con Estela Plateada, pero por aquel entonces el antiguo heraldo de Galactus intentaba salir de La Tierra e intentar romper el escudo que había tejido su amo alrededor de este mundo. Quedó noqueado en uno de muchos intentos y no pudieron contar con su ayuda. Al final, entre los tres logran desbaratar los planes del loco Yandroth y de autonombrarse Defensores, los cuales se volverían a unir cuando la situación lo requiriese. Aunque no se van muy contentos (hay que tener en cuenta que a Namor lo de recibir ordenes no le gusta, al igual que a Hulk), se volverían a reunir.
Esta última historia no es muy buena, teniendo en cuenta lo bien que se había desarrollado la trama del Sin Nombre en los tres números anteriores, yo hubiera preferido que se unieran los tres para de nuevo combatirlo, pero eso se vería más tarde. Y como se decía al final de la película de Conan el Bárbaro:”eso es otra historia”

sábado, 13 de marzo de 2010

EL MUNDO NECESITA A LOS CAMPEONES



Es el tomo número 9 de Selecciones Marvel, y contiene los números 11, 12, 13, 14,15 y 16 de The Champions y el número 14 de Super Villain Team-Up. Editado originalmente en el año 1976 (esos 70´s sicodélicos). El guión de los 7 números es de Bill Mantlo, el dibujo es de John Byrne y Bob Hall (este último dibuja el numero 16 de The Champions y el 14 de Super Villain Team-Up).

Y aquí tenemos a uno de los grupos más raros de la historia de Marvel. El grupo es fundado por dos mutantes (Ángel y el Hombre de Hielo), los cuales fueron también miembros fundadores de la famosa Patrulla-X. Después de la asociación con este extraño grupo, se unirían a otro más o menos igual de raro, los Nuevos Defensores. Así que eso, dos mutantes no aceptados por la sociedad, uno con alas y capaz de volar, y el otro una fabrica de hielo ambulante (y con problemas de hormonas, que no se enfrían ni utilizando su poder al máximo).
Tenemos también a un semidios, romano encima. Se trata de Hércules. El León del Olimpo, como le gusta que le llamen, es un amante de la juerga y la lucha. No concibe mejor manera de pasar el tiempo con unos amigos, que con la alegría del combate. Y tiene fuerza suficiente para arrasar una ciudad. Cualquiera se hace amigo suyo. Este luchador empedernido, viene de uno de los grupos más famosos de los cómics, los Vengadores, y como con ellos no tenía suficiente fiesta, pues se une a estos.
El más raro de todos estos héroes es el Motorista Fantasma. A Johnny Blaze le poseyó un demonio, y cuando hay peligro se transforma en un ser con forma de calavera llameante, con moto a juego. Se queja de que le tratan con recelo, pero no es para menos. Sobretodo por que con su “fuego infernal” puede helarte el alma.
Y por último, tenemos a la intrépida líder, la Viuda Negra. Esta ex espía rusa, que se unió también a los poderosos Vengadores (con más pena que gloria), decidió fundar este rocambolesco grupo de héroes inadaptados, para residir en Los Angeles (no es tonta, no). Sus dotes atléticas sumadas a su ingenio estratega, los salva de más de un apuro, aunque también es cierto que casi ninguno acepta las ordenes de buen grado. Si eso no es estrés, que venga Dios y lo vea.
La primera aventura que tienen en este tomo es un tanto surrealista. Se enfrentan nada más y nada menos que a una raza alienígena llamadas Las Sombras, y su líder es el Comandante Kaa. Son espectros con sustancia de sombras que poseen a los humanos al tocar las sombras de estos. Al principio se les enfrenta el Motorista Fantasma y dos Vengadores en reserva (esto es que no están en activo, o pasando unas vacaciones); son Dos Pistolas Kid (un vaquero que vino del pasado. Si, es cierto), y Ojo de Halcón, uno de los héroes más cabezones que existen (por eso me cae tan bien). Pero entre los tres no pueden con todos los malos, por lo que acuden el resto de los Campeones, junto a Estrella Oscura, otra rusa desertora que se les ha unido. Al final logran desbaratar la invasión.
En la segunda aventura, se tienen que enfrentar a Zancudo, un villano venido a menos, y que aunque parezca que dura, no aguanta más de un asalto con cualquier héroe que se precie. Ojo de Halcón y Dos Pistolas Kid no intervienen, pero si Goliat Negro (toma nombre), que con un suero de crecimiento aumenta de tamaño y fuerza. Zancudo persigue una caja encontrada en una edificio del millonario Stark (alias Iron Man), que en realidad pertenece a un ser de otro planeta, llamado el Extraño, que también lo anda buscando. Cuando Extraño lo encuentra y se lo quiere llevar, pues nada, a liarse a tortas con los héroes, mientras que Goliat Negro se las apaña con Zancudo. Y cuando se quieren dar cuenta, la caja ha crecido varios metros. Y es que se trata de una de esas bombas que pueden destruir el universo, que tantas historias nos han aportado desde hace años. Para desactivarla envían a los héroes al mundo de Kamo Tharn (un ciego con un báculo muy poderoso que salio en un número de Thor). Pero después de luchar contra el, descubren que el arma no esta allí. Al final vuelven a la Tierra, lo encuentran y logran que la bomba pierda su efectividad.
Después de esto, luchan contra Enjambre, y toda una colonia inmensa de abejas asesinas. Son dos episodios que a los que les tienen pánico a estos bichos, nos hace mirar por la ventana por si aparecen. Liquidada la abeja reina, liquidado el ejercito.

Los dos últimos episodios, son un cruce entre colecciones. Estaba de moda la colección Super Villain Team-Up, que tenia la pretensión de contar las historias vividas por los enemigos, y sus uniones, y hacer cruces con las colecciones. Sobre todo, las que caian en manos de un mismo guionista.
Y en este caso, Magneto y el Doctor Muerte deciden combatir para repartirse un mundo que, según Muerte, ya tiene controlado a través de un gas que soltó. Y así es, puesto que cuando el amo del magnetismo entra en la mansión de los Vengadores, los ve sumisos ante un holograma de Muerte (y son nada más y nada menos que Iron Man, Bruja Escarlata, Bestia, Visión, Hombre Maravilla, Chaqueta Amarilla, Capitán America, Thor y la Avispa). Combaten contra el mutante Magneto, y al final Muerte le ofrece llevarse a uno para que le ayude. Y en vez de elegir a alguien como Thor, se decanta por el también mutante Bestia. Y juntos van a ver a los Campeones, y les reciben de igual manera, luchando. Menos el Motorista Fantasma, que con esa apariencia demoníaca no necesita respirar (y lo que me pregunto yo es, ¿y la Visión, que tampoco respira, por que si esta controlado?). El caso es que cuando Muerte llega a hablar con el presidente de los Estados Unidos, y trae a Hulk para apoyarle, es combatido por los Campeones de nuevo. Aquí no se puede disfrutar mucho de la pelea entre Hércules y Hulk, por problemas de espacio, creo yo, porque si no hubiera quedado mucho mejor la historia. Todo se arregla cuando el Motorista Fantasma le echa fuego en la mascara de Muerte, y este al quitársela queda también doblegado por su voluntad, pero al intentar ordenarse algo se bloquea (si, es raro, pero esa es la explicación que se da).
En definitiva, que aunque no es un cómic para rasgarse las vestiduras, es entretenido y no esta de más el ver uno de los mejores momentos artísticos de esta coleccion (el dibujo de Byrne es muy correcto), y echar la vista atrás, a unos años 70, en los que la imaginación daba para mucho.

lunes, 8 de marzo de 2010

CABALLERO LUNA: SOMBRAS EN EL CORAZON DE LA CIUDAD




Es un tomo de Selecciones Marvel, el número 10 en concreto, y dentro hay material de los números 1,2 y 3 de la serie americana Moon Knight Special Edition. El guión corre a cargo de Doug Moench (para mí mister acción), los dibujos de Bill Sienkiewicz (cuyo mejor trabajo para mí es Elektra Assassin), tinta de varios autores, entre los que están Klaus Janson y el propio Sienkiewicz, y el color de Steve Oliff. Son solo 98 páginas.

Hay dos historias auto conclusivas, y entre una y otra una breve historia en la que un eclipse lunar, impide que Hulk y el Caballero Luna se vean, pero si se tropiecen (con el consiguiente dolor por parte del Caballero, puesto que cualquiera tumba al coloso verde). Creo que esta historia corta es un guiño a las apariciones que tenía este héroe en el magazine Rampaging Hulk, donde se hizo bastante famoso.

En la primera historia, el héroe se enfrenta a Lupinar, un extraño millonario que no muestra su rostro hasta el final del episodio (y es normal, puesto que es una mezcla entre lobo y vampiro). Este acaudalado individuo, pretende hacer estallar una potente bomba en el corazón de New York. Y para eso contrata a un grupo de terroristas. Con la ayuda de Frenchie, el Caballero Luna logra atraparlos y en el combate final entre el héroe y Lupinar (que es a espada), gana el héroe. Pero Lupinar toma otro camino y tiene un trágico final. Aquí vemos una escena de acción tras otra, al más puro estilo Moench, donde respiras solo un par de veces ya que de nuevo vuelve el ajetreo. Una buena historia en la que Spector saca todo su ingenio.


La otra historia es más dramática. Aquí se enfrenta al Hombre del Hacha, el cual ya ha matado a nueve enfermeras a golpe de hacha. Marc cree saber de quien se trata, cuando a través de su alter ego taxista (Jake Lockley) le saca información a su siempre bien dispuesto mendigo Crawley. Cuando este menciona la frase “atacara cada noche de ahora en adelante hasta acabar con Lisa y su amante”, Marc se da cuenta de quien es, y de porque hace lo que hace. Y lo peor de todo es que es por su culpa. Marlene, su novia, intenta ayudarle, diciéndole que se vestirá de enfermera para atraerle, y que entonces él le detendrá. Por que esto es un cómic (o una película, que se han visto casos), pero vamos, que yo no me imagino a mi mujer o a alguna novia de amigos míos diciendo que se arriesgan a que las maten para atrapar a un sicópata que va por ahí con el torso desnudo, una mascara de Halloween y un hacha en la mano. Pero es parte de la historia, yo te quito, tú me quitas. En fin, al final Marlene sufre un hachazo, que casi la mata, y el Hombre del Hacha (que resulta ser el hermano del Caballero Luna, que era el amante de Lisa, la novia de su hermano el sicópata, manda huevos), muere atravesado por una rama de un árbol. Mientras los médicos intentan salvar la vida de la novia del héroe enmascarado, este recorre la ciudad y solo ve drogadictos, putas con sus chulos, alcohólicos, taxistas cabrones que se putean unos a otros, ladrones y viejas sin hogar. Vamos, una joyita de ciudad (pues Madrid no tiene nada que envidiar a New York).
Aquí si se aprecia el espíritu del Caballero Luna, y se da más rienda suelta a su espíritu luchador, y a profundizar en sus sentimientos. Un buen cómic

lunes, 1 de marzo de 2010

CABALLERO LUNA - PUÑO DE KHONSHU


El titulo original es Moon Knight: Fist of Khonshu.
Fue una serie limitada de 6 números, y 154 paginas en total.
Ficha tecnica: Guion de Alan Zelenetz, Dibujo de Chris Warner, Entintado de E.R. Cruz, Color de Christie Scheele hasta el numero 4. El numero 5 correría a cargo de unos diálogos escritos por Jo Duffy, un argumento y dibujos por Chris Warner, y el dibujo a cargo del genial Alan Kupperberg. El color seguiría en manos de Cristie Scheele. Y el ultimo numero de nuevo con cambios: un guión de Jim Owsley, dibujo de Mark Beachum, entintado por Geof Isherwood y el color de G. Roussos.
Y empezamos:
Se convirtió en serie limitada debido a su poco (más bien escasísimo) éxito comercial. Esto fue debido a que se alejó por completo de lo que era en si él personaje.
Yo no había leído mucho de este héroe enmascarado, así que esto fue de lo primerito que leí. Y a mí no me pareció tan mal cómic. Me gustaba el aire místico que envolvía cada uno de los episodios (si bien en el que el villano es Barba Azul no me pareció tan bueno), pero como antes decía, se alejaba en mucho de lo que simbolizaba el personaje. Aquí parece más un caza fantasmas con superfuerza, que un luchador imaginativo con multitud de recursos que afronta sus problemas con más sufrimiento que humor. Pero como vengo diciendo, pese a todo, a mí me gusta.
En esta serie limitada se enfrenta con diferentes enemigos. Todos ellos, menos el mencionado Barba Azul, son de carácter místico. El primero de ellos es un sirviente de Anubis, que sirve como catalizador para que nuestro héroe vuelva a vestirse el manto blanco de Caballero Luna. A mí personalmente es el número que más me gusta, junto con el último, en el cual se enfrenta a una asociación de seudo vampiros que venden drogas para costearse la obtención de chavales para saciar su sed y tener controlada a la policía y las bandas locales.
También es interesante el quinto número, en el que combate junto a una muchacha experta en el manejo de la pistola, que junto a otras dos mujeres servían a un supuesto Hombre Santo llamado Saduhl Singh, y que iban a por dos hermanos adoradores de la Cobra Blanca. Estos dos tipejos secuestraban muchachos para robarles su vitalidad, y así convertirse ellos en inmortales.
También se enfrenta a Morfeo, un antiguo enemigo suyo, que controla los sueños, y al soso Barba Azul, que con una llave “hipnótica”, secuestraba a mujeres para luego matarlas. Y no olvidemos el segundo número, en el que se enfrenta a una suerte de zombies creados por el profesor Arthur Harrow.

Como tema de fondo, está el romance con Marlene, que se rompe en el primer número por la vuelta del héroe enmascarado. Ella no quería que se volviera a vestir de blanco, y él no podía desoír las ordenes de los tres monjes de Khonshu.
En fin, que es una serie mística que a mi me gustó.

presentacion

Este es mi primer Blog en solitario (no es que tenga una experiencia acojonante, pero vaya), asi que no se que tal me saldra.

yo solo espero que, aparte de interesar a alguien, me divierta yo mismo, que para eso lo hago que coño.