miércoles, 20 de octubre de 2010

IRON MAN – CRASH




Es, por lo que tengo sabido, la primera novela grafica que se editó dibujada por completo por ordenador. Data del año 1988. En España se publicó en los números 7 y 8 de la extinta serie de Forum llamada Epic Present. Guionizada por Mike Saenz, y el programador es William Bates. Tuvieron como consultor tecnico a Michel Miller. Consta de 63 páginas.

Ambientada en un siglo XXI alternativo, y futurista, ya que estamos hablando de un comic que se edito a finales de los 80, nos narra lo avanzada que esta la tecnología en aquellos tiempos. Y es que en los 80, con el auge de los videojuegos y los desvaríos sobre lo rápido que estaban inventando nuevos cacharros de alta tecnología.
Como reza el titulo, el protagonista es Iron Man, y mas concretamente su alter-ego, Anthony Stark. Este empresario, que dio a conocer su identidad súper heroica, esta encerrado en su enorme complejo industrial, desde el que dirige su compañía, la más importante del planeta.
Su cara apenas ha envejecido debido al Perpetuon, pero aparte de quitarle unas arrugas, le quita sensibilidad y le priva de ciertas emociones humanas.
Creyendo que ya lo tiene todo, piensa que enviar los datos de su armadura a otra empresa bastante fuerte, ayudara a completar lo que el cree que es el sentido de su vida. La empresa es japonesa y se llama ESON. Ellos serán los encargados de fabricar y distribuir la armadura de Iron Man.
Como no, los americanos no ven con buenos ojos eso, más que nada porque no son ellos los que lo fabrican. Y mandan a Nick Furia a intentar razonar con él.
Nick ahora esta al mando de SHIELD, cuyo organismo se dedica a controlar a los países altamente industrializados, para mantener cierto orden. Orden que casi no llega después de las guerras informáticas.
Pero Tony Stark está demasiado alejado de lo que era, y la pérdida de emociones por culpa del Perpetuon, impiden que vea más allá.
Todo empeora cuando descubren que ESON, después de recibir la información de la armadura, ha dejado de transmitir. Esto, sumado a la presión de SHIELD, hace que Tony se vista de nuevo la armadura, y vuelva a disfrutar la emoción de ser un héroe.
Una historia muy entretenida, que me sigue gustando. Pero en la parte grafica yo no la aprecio tanto como me gustaría. Ver los rostros casi inexpresivos de los personajes, no ayuda a “entablar contacto” con ellos. Es como si un actor intentara expresar ansiedad simplemente quedándose serio (vamos, lo que suele hacer Kevin Costner, que como dicen por ahí tiene menos expresividad que un filete del congelador). Pero se deja leer

lunes, 4 de octubre de 2010

JOVENES TITANES: AÑO UNO




Es un tomo que recopila los numeros 1 al 6 de la serie Teen Titans Year One, del año 2008. Guión de AMy Wolfram, y dibujos de Kart Kerschl, Serge Lapointe y Steph Peru. En total unas 123 paginas.

En los primeros números asistimos a la primera reunión de los jóvenes ayudantes de los héroes más grandes del mundo (DC). Robin, Kid Flash, Aqualad, Wonder Girl y Speedy. Y su primera misión consiste en detener a sus mentores, que son Batman, Flash, Aquaman, Wonder Woman y Green Arrow. Ahí es nada. Y todo por culpa del villano Antitesis, que controla a los miembros de la Liga de la Justicia
Después de eso, una breve aparición del recién formado grupo en la tele, que les traerá un problema en forma de hormiga humana. Nada que no puedan solventar estos jóvenes héroes.
Mas tarde asistiremos al romance entre Wonder Girl y Speedy. Lo que traerá otra lucha, como no.
Y por ultimo, los héroes, todos menos Speedy, se enfrentan contra Antitesis de nuevo, que intenta controlarles a través de sus sueños.

Pues bien, para mi, que adoro a los Titanes (no en vano fueron de los primeros comics que me compré, en esos mercadillos tan chulos que había en la calle mayor de mi ciudad), me parece una tomadura de pelo. Aqualad parece tonto del todo, como si le hubieran dado un buen golpe en la cabeza y aún no se hubiera recuperado. Wonder Girl está tan ñoña, que seguro que irritaría a la mismísima Candy Candy. Kid flash, bueno, vale, siempre a sido impetuosillo, no en vano es el chaval más rápido que existe. Speedy no era tan chulo, más bien inocentón (así le paso luego), y Robin de niño no tenia ni la mitad de sentido común de la que hace gala aquí. Por lo que me arrepiento de habérmelo comprado, ya que no me ha gustado nada.